Disminución de personal como causa de despido

En muchas ocasiones, un empleador tiene que despedir a ciertos trabajadores con el objetivo de reducir el tamaño de la fuerza laboral. La ley se refiere a esta situación como algo diferente de un despido típico porque no se centra en el trabajador y su capacidad o su conducta. Es la plaza de trabajo la que se elimina en lugar de que el trabajador sea despedido. Siempre y cuando el trabajador  cumpla con el requisito de tiempo mínimo de servicio, tiene el derecho a recibir una cantidad libre de impuestos que se calcula en función de la edad, tiempo de servicio y salario bruto.

Las razones de los despidos de este tipo pueden incluir:

Una nueva tecnología o un sistema que hace el trabajo más fácil y disminuye la aplicación por el personal de la empresa. Esto significaría que los procesos de negocio se están implementando, lo que a su vez significa que se necesitan menos trabajadores o empleados con capacidades o habilidades diferentes.
Otra de las razones de los despidos por este tipo es la necesidad de reducir costos. Si el negocio está en peligro debido a la insuficiencia del flujo de caja, una forma común de reducir gastos es reducir la fuerza laboral. Además, si el negocio se está moviendo de lugar, puede significar que se emplee a un nuevo personal o que el personal existente se tenga que trasladar o quedar desempleado. Sin embargo, muchos trabajadores no querrían o no podrían moverse de sus hogares.

El empleador debe considerar alternativas al despido antes de proceder. Por ejemplo ¿Puede un trabajador recibir nueva capacitación para todos los sistemas que se están introduciendo? ¿Puede el trabajador realizar sus tareas respectivas desde su casa si el negocio fuera a cambiar de ubicación?
Si la disminución del personal es la única solución viable para el negocio, el empleador debe asegurarse de que el despido se ajuste a su definición legal. El proceso de despido requiere que los empleadores sigan un procedimiento imparcial y objetivo. Un factor importante es asegurarse de que la selección de los empleados se base en pruebas y no sólo en los sentimientos del empleador.
Los despidos pueden ser considerados como injustos si los empleadores no le brindan de forma adecuada las explicaciones correspondientes al trabajador. Por lo cual el empleador tiene que explicarle a cada trabajador lo siguiente:
1. El por qué de los despidos
2. ¿Cuántos y qué tipo de trabajadores son despedidos por este método?
3. El número total de empleados que despedirá
4. ¿Cuántos empleados serán seleccionados?
5. Si los despidos se llevan a cabo en relación a los procedimientos acordados y durante el periodo correspondiente
6. ¿Cómo se calcularán las indemnizaciones por despido de cada trabajador y si ese método es
correspondiente al régimen legal?
Si las razones no son explicadas de forma correcta, el empleador podría enfrentar una demanda legal. Debido a la complejidad del proceso de despido de un trabajador, se le recomienda consultar asesoramiento profesional para asegurar un mejor resultado.

0 pensamientos en “Disminución de personal como causa de despido”

Deja una respuesta